Recreo. Reflexiones gráficas de un país vecino

Leer másLeer menos

El Perú pertenece a esos peculiares países en donde los contornos de la modernidad tocan sus extremos con los de la tradición más antigua. Es por eso que lo ancestral sigue haciéndonos preguntas acerca de posibles e imposibles direcciones en el diseño de otras modernidades y de otros contornos. La silueta de estas ideas gráficas son en sí mismas una reflexión contemporánea sobre el pasado, pero también una apuesta concreta sobre el futuro.

Que una joven diseñadora de Mumbai, como Akshataa Wishwanath, haya sabido encontrar con facilidad el hilo de esta narrativa particular, solo indica una familiaridad con los recursos de otros diseños ancestrales, de otras tramas, que quizás cuentan historias similares en territorios geográficamente muy distantes.

Los productos actuales desarrollados por Akshataa Wishwanath a partir de esa reflexión, retoman las formas y elementos del diseño geométrico incaico y lo orientan hacia una deriva novedosa, incluyendo el brillo del color de la modernidad andina.

Originalmente entendidos como parte de una heráldica andina, pero más recientemente como elementos pictográficos de una escritura por otros investigadores, los llamados Tokapus han sido aquí notablemente reinterpretados y reinventados. Recortados para ser utilizados de manera modular y libre, construyen a la vez una pieza única de diseño, un pasatiempo de orden educativo y una pieza decorativa de renovada visión histórica.

¿Cuál ha sido la contribución más gratificante para tu carrera después de estar en La Stanza?
Toda la experiencia. La oportunidad de visitar el Perú, conocer al maravilloso equipo de Studio A, profundizar en la cultura peruana, y la libertad para crear, basada en mis observaciones, ha hecho esta experiencia inmensamente gratificante para mi carrera y crecimiento personal, en más sentidos de los que tenía imaginado.

Si pudieras hacer una comparación entre la forma de trabajar en estudios de diseño aquí, y en la India, y tal vez en otros países que donde has estado, ¿qué destacarías?
Creo que la forma de diseñar en Perú es muy internacional y contemporánea, y al mismo tiempo busca permanecer fiel a la estética del Perú, en función del contexto. Creo que países como el Perú e India están en camino de desarrollar su voz única entre lo moderno, tradicional, global y local, y este contrapeso me parece muy interesante y lleno de potencial.

¿Cómo la cultura peruana ha impactado o cambiado tu punto de vista del diseño? ¿Cambió mucho respecto a las expectativas que tenía antes de venir?
En La Stanza tuve la oportunidad de experimentar la cultura de primera mano, y también de descubrir más sobre el rico patrimonio, a través de visitas a diferentes museos y a la hermosa ciudad de Cusco. Viniendo de la India, que es también un país rico en tradición cultural, fue increíble ver el esfuerzo de los diseñadores peruanos para ponerse en contacto con su identidad nacional.

Tras dos años trabajando en el espacio digital, principalmente, mi trabajo se centró más en el presente y futuro. Aprendí lo importante que es conectarse con tus raíces con el fin de crear productos para el futuro, porque eso es lo que te hace único, y hace tu trabajo más rico también.

¿Qué le recomendarías a los próximos residentes de La Stanza?
Simplemente que sean curiosos.

¿Qué fue lo que más te inspiró para el desarrollo de Re:creo?
Como diseñadora gráfica, era imposible no quedar fascinada por los textiles peruanos. Desde mi primera visita a un museo, me inspiraron mucho los patrones geométricos y colores de los textiles que veía. La idea de jugar con estas formas para crear algo modular, interactivo y para el juego, dio origen al concepto de Re:creo.

¿Cómo así decidiste elegir patrones textiles, combinados con colores “chicha” para este proyecto?
Mi objetivo con el proyecto era investigar cómo el diseño puede reconstruir el futuro de la artesanía en el Perú. Elegí trabajar con versiones contemporáneas de patrones de textiles tradicionales peruanos. Éstos fueron hechos en madera y pintados a mano, en colores “chicha” del arte popular peruano. El objetivo era combinar la técnica y producción tradicional y contemporánea, y crear algo distinto de esta yuxtaposición.

¿Cuál es la visión o expectativas que quieres que la gente tenga después de ver y tocar las piezas de Re: Creo?
Mi visión principal es que la gente explore, construya, juegue y vuelva a descubrir cosas del pasado del Perú. Creo que el juego lleva a la curiosidad, y, finalmente, al descubrimiento. Otro aspecto importante, que también era nuevo para mí, es entender la singularidad de algo hecho a mano, y la forma en que ello puede considerarse un diseño contemporáneo. Por último, y lo más importante, me gustaría que la gente se divierta mucho jugando y explorando con el producto, como lo hice yo al crearlo.